miércoles, 1 de agosto de 2012

las cruzadas


Historia de las Cruzadas
Desde el Renacimiento hasta nuestro días pocos temas han resultado tan atractivos como el de las Cruzadas. A su alrededor se han forjado mitos y leyendas muy alejadas de la realidad histórica y que la literatura se ha encargado de difundir.
Las Órdenes militares que lucharon en Palestina también lo hicieron es España. Castillo de Calatrava La Vieja, defendido inicialmente por los templarios
En general, se denomina como Cruzadas a la serie de campañas, comúnmente militares, que a partir del siglo XI se emprendieron desde el Occidente cristiano contra los musulmanes para la recuperación de Tierra Santa. Estas campañas se extendieron hasta el siglo XIII y se caracterizaban por la bendición que les concedió la Iglesia, otorgando a los particulares indulgencias espirituales y privilegios temporales a los combatientes. Con el tiempo el término se aplicaría a cualquier guerra que se emprendiera al servicio de la Iglesia, como, por ejemplo, la cruzada contra los albigenses.
El origen de las Cruzadas
La I Cruzada fue predicada por el Papa Urbano II en el Concilio de Clermont (1095), tras la conquista de Jerusalén por los turcos seljúcidas (1076) y las peticiones de ayuda del emperador bizantino Alejo I Comneno. Aparte de la recuperación de los Santos Lugares, con su clara connotación religiosa, los Papas vieron las Cruzadas como un instrumento de ensamblaje espiritual que superase las tensiones entre Roma y Constantinopla, que además elevaría su prestigio en la lucha contra los emperadores germanos, afianzando su poder sobre los poderes laicos. También como un medio de desviar la guerra endémica entre los señores cristianos hacia una causa justa que pudiera ser común a todos ellos, la lucha contra el infiel.
Caballero templario en el Castillo de Torija, Guadalajara
El éxito de esta iniciativa y su conversión en un fenómeno histórico que se extenderá durante dos siglos, se deberá tanto a aspectos de la vida económica y social de los siglos XI al XIII, como a cuestiones políticas y religiosas, en las que intervendrán una gran variedad de agentes: como la difícil situación de las masas populares de Europa occidental; el ambiente escatológico, que hacía de la peregrinación a Jerusalén el cumplimiento del supremo destino religioso de los fieles; o los intereses comerciales de las ciudades del norte de Italia que participaban en estas expediciones y que encontraron en las cruzadas su oportunidad de intensificar sus relaciones comerciales con el mediterráneo oriental, convirtiéndose en las grandes beneficiarias del proceso. Los comerciantes italianos reabrieron el Mediterráneo oriental al comercio occidental, monopolizaron el tráfico y se convirtieron en intermediarios y distribuidores en Europa de las especies y otros productos traídos de China e India.
También tuvo su papel la necesidad de expansión de la sociedad feudal, en la que el marco de la organización señorial se vio desbordado por el crecimiento, obligando a emigrar a muchos segundones de la pequeña nobleza en busca de nuevas posibilidades de lucro. De esta procedencia eran la mayoría de los caballeros franconormandos que formaron la mayor parte de los contingentes de la primera cruzada.
Monumentos a moros y cristianos en Caravaca de la Cruz
Espiritualmente dos corrientes coinciden en las Cruzadas. Por un lado, la idea de un itinerario espiritual que enlaza la cruzada con la vieja costumbre penitencial de la peregrinación. Así se intenta alcanzar la Jerusalén celestial por vía de la Jerusalén terrestre. Ambas a ojos del cristiano del siglo XI resultaban prácticamente inseparables. Y más que para los caballeros para las masas populares imbuidas de unas ideas mesiánicas y en extremo anarquizantes, que chocaron repetidamente con el orden social establecido. Son las llamadas cruzadas populares, como la de Pedro el Ermitaño, que precedió a la expedición de los caballeros, la de los Niños (1212) y la los Pastoreaux (1250). Por otro lado, está la idea de una "guerra santa" contra los infieles, en la que Jerusalén no constituye el único objetivo, se lucha contra el Islam.
Las ocho Cruzadas
La historiografía tradicional contabiliza ocho cruzadas, aunque en realidad el número de expediciones fue mayor. Las tres primeras se centraron en Palestina, para luego volver la vista al Norte de África o servir a otros intereses, como la IV Cruzada.
La I cruzada (1095-1099) dirigida por Godofredo de Bouillon, Raimundo IV de Tolosa y Bohemundo I de Tarento culminó con la conquista de Jerusalén (1099), tras la toma de Nicea (1097) y Antioquia (1098), y la formación de los estados latinos en Tierra Santa: el reino de Jerusalén (1099), el principado de Antioquia (1098)y los condados de Edesa (1098) y Trípoli (1199).
La II Cruzada (1147-1149) predicada por San Bernardo de Clairvaux tras la toma de Edesa por los turcos, y dirigida por Luis VII de Francia y el emperador Conrado III, terminó con el fracasado asalto a Damasco (1148).
Monasterio cisterciense de Moreruela. Bernardo de Claraval predicó la segunda Cruzada
La III Cruzada (1189-1192) fue una consecuencia directa de la toma de Jerusalén (1187) por Saladino. Dirigida por Ricardo Corazón de Léon, Felipe II Augusto de Francia y Federico III de Alemania, no alcanzó sus objetivos, aunque Ricardo tomaría Chipre (1191) para cederla luego al Rey de Jerusalén, y junto a Felipe Augusto, Acre (1191)
La IV Cruzada (1202-1204), inspirada por Inocencio III ya contra Egipto, terminó desviándose hacia el Imperio Bizantino por la intervención de los venecianos, que la utilizaron en su propio beneficio Tras la toma y saqueo de Constantinopla (1204) se constituyó sobre el viejo Bizancio el Imperio Latino de Occidente, organizado feudalmente y con una autoridad muy débil. Desapareció en 1291 ante la reacción bizantina que constituyeron el llamado Imperio de Nicea, al tiempo que Génova sustituía a Venecia en el control del comercio bizantino.
La V (1217-1221) y la VII (1248-1254) Cruzadas, dirigidas por Andrés II de Hungría y Juan de Brienne, y Luis IX de Francia, respectivamente, tuvieron como objetivo el sultanato de Egipto y ambas terminaron en rotundos fracasos.
La VIII cruzada (1271) también fue iniciativa de Luis IX. Dirigida contra Túnez concluyó con la muerte de San Luis ante la ciudad sitiada.
La VI Cruzada (1228-1229) fue la más extraña de todas, dirigida por un soberano excomulgado, Federico II de Alemania, alcanzó unos objetivos sorprendentes para la época: el condominio confesional de Jerusalén, Belén y Nazareth (1299), status que sin embargo duraría pocos años.
Consecuencias
Las Cruzadas influyeron en múltiples aspectos de la vida medieval, aunque, en general, no cumplieron los objetivos esperados. Casi todas las expediciones militares sufrieron importantes derrotas. Jerusalén se perdería en 1187 y lo que quedó de las posiciones cristianas tras la III Cruzada hasta su definitiva pérdida en el siglo XIII (San Juan de Acre -1291) se limitaba a una estrecha franja litoral cuya pérdida era cuestión de tiempo. Además, los señores de Occidente llevaron sus diferencias tanto a las propias Cruzadas (Luis VII de Francia y Conrado III en la II Cruzada; Ricardo Corazón de León y Felipe II Augusto en la III) como a los estados cristianos fundados en Tierra Santa, dónde los intereses de los diferentes grupos dieron lugar a numerosos conflictos.
En el intento de reensamblar las cristiandades latina y griega, no sólo falló la Cruzada, sino que acentuó el odio y la diferencia entre ellas, convirtiéndose en causa última de la ruptura definitiva entre Roma y Bizancio. Cierto es que Bizancio pidió ayuda a Occidente, pero al modo tradicional, pequeños grupos de soldados que le ayudasen a recobrar las provincias perdidas, no con grandes ejércitos poco dispuestos a someterse a la disciplina de los mandos bizantinos, o que se convirtieran en poderes independientes en las tierras que ocupasen o en la propia Constantinopla, como ocurrió en la IV Cruzada. Historiadores como Ana Comneno o Guillermo de Tiro nos han dejado testimonios del impacto del paso de los cruzados por las tierras bizantinas y el choque entre la brutalidad de costumbres de los occidentales y el refinamiento cultural bizantino.
Por último, y a pesar de los réditos políticos que las Cruzadas tuvieron para el Papado como director de la política exterior europea, pronto se encontró Roma con voces que criticaban su uso como instrumento al servicio de los intereses papales, sobre todo desde que no se limitaron a los musulmanes, y se dirigieron también contra los disidentes religiosos o los enemigos políticos.
Las cruzadas fueron una serie de campañas militares durante la Edad Media europea contra los musulmanes del Medio Oriente que habían conquistado Jerusalem "Tierra Santa". En 1076, los musulmanes habían capturado Jerusalén - El más santo de los santos lugares para los cristianos. Jesús había nacido en la cercana Belén y había pasado la mayor parte de su vida en Jerusalén donde fue cruxificado. No había lugar más importante en la Tierra que Jerusalén para un verdadero cristiano razón por la cual los cristianos de Jerusalén la llamaron la "Ciudad de Dios".

El origen de la palabra Cruzados puede atribuirse a la cruz de tela y usada como insignia en la ropa exterior de los que tomaron parte en estas empresa de reconquista de Tierra Santa (Jerusalem)

Sin embargo, Jerusalén fue también muy importante para los musulmanes ya que Mahoma, el fundador de la fe musulmana, porque ahí se encuentra la Mezquita de la Roca
también llamada la Mezquita de Omar o la Cúpula de la Roca que es uno de los lugares más sagrados de la religión islámica, por ser considerado el lugar desde el cual Mahoma ascendió al cielo.

Por lo tanto los cristianos lucharon para recuperar la Tierra Santa (Jerusalem) mientras los musulmanes lucharon para mantener Jerusalén. Estas guerras iban a durar casi 200 años desde el año 1095 - 1291.

Las Cruzadas: Recuperacion de Tierra Santa "Jerusalem"

Las Cruzadas fueron una serie de guerras libradas entre los siglos XI hasta el XIII entre los ejércitos reunidos por los reinos cristianos de Europa y la mayor parte los ejércitos musulmanes del Asia menor y Mediterráneo oriental. Estas cruzadas de reconquista de Tierra Santa fueron bendecidas y, a menudo invocadas por el papado romano y motivados por una sensación de que era eminentemente religioso desalojar de la tierra donde nació, predicó y murió Jesucristo a la ocupación musulmana, se denominan "guerras de religión" a las Cruzadas.
Sin embargo, en realidad las Cruzadas tenian motivos eminentemente políticos y económicos dentro del mundo feudal de la Edad Media europea y bizantina, y como un fin práctico, la defensa de los cristianos en Tierra Santa contra los musulmanes. También son considerados por muchos historiadores como la respuesta del Cristianismo al yihad Islámico del siglo VII.


Las Cruzadas originalmente tenía el objetivo de recuperar Jerusalén "Tierra Santa" de manos de los Musulmánes y se pusieron en marcha en respuesta a una llamada en busca de ayuda del Imperio Cristiano Bizantino contra la expansión de los musulmanes Selyúcidas turcos en Anatolia (Asia Menor) . El términoCruzadas también se utiliza para describir las campañas contemporáneas y posteriores realizadas hasta el siglo XVI en territorios situados fuera de Oriente por lo general contra los paganos, herejes.

Las cruzadas tuvieron repercusiones políticas, económicas, sociales de gran alcance, algunas de los cuales han durado hasta tiempos contemporáneos. Debido a conflictos internos entre los reinos cristianos y sus poderes políticos, algunas de las expediciones de las Cruzadaa fueron desviadas de su objetivo original, tales como la Cuarta Cruzada, que resultó en el saqueo de la Constantinopla cristiana y la partición del Imperio bizantino entre Venecia y los cruzados. La Sexta Cruzada fue la primera cruzada que zarpó sin la bendición oficial del Papa. La séptima, octava y novena Cruzada resultaron en derrotas de los reinos cristianos frente a los mamelucas y berebere, la Novena Cruzada marcó el final de las cruzadas en el Oriente.

La Primera Cruzada Cristiana fue pedicada en 1095 por el Papa Urbano II en el concilio de Clermont con el doble objetivo de ayudar a los cristianos ortodoxos orientales y la liberación de Jerusalén "Tierra Santa" del yugo Musulmán. En realidad, no fue un movimiento único, sino una serie de acciones de guerra con inspiración religiosa que incluyó la Cruzada de los Pobres y la Cruzada de los Nobles ( cruzada de los barones o caballeresca)

Esta cruzada comenzó con una llamada del Emperador bizantino Alejo I al papa para el envío de mercenarios para luchar contra los turcos Selyúcidas en Anatolia. Pero la respuesta de la cristiandad occidental rápidamente se convirtió en una verdadera migración de conquista territorial hacia el Levante (oriente). La Nobleza y personas de varias naciones Eeuropeas occidentales emprendieron peregrinación armada hacia la Tierra Santa, por tierra y mar, y tomaron la ciudad de Jerusalén en julio del año 1099, que concluyo con la Creación de Reino Latino de Jerusalén y otros estados cristianos.

La Primera Cruzada fue un hito en la mentalidad y las relaciones de los cristianos occidentales, cristianos orientales y musulmanes. Fue el comienzo de la expansión de occidente que, junto con la reconquista de la Península Ibérica, daría como resultado la aventura de los descubrimientos geograficos y el imperialismo occidental.

La Primera Cruzada se divide en dos Fases:

  1. Cruzada Popular
  2. Cruzada de los Principes o Señorial
Contexto historico de la Primera Cruzada: Origen de las Cruzadas

La Primera Cruzada, en particular, tuvio su origen en acontecimientos anteriores en la Edad media. La división de Imperio Carolingio siglos antes, y la relativa estabilidad de fronteras Europeas después de la cristianización de las tribus bárbaras, que han creado toda una clase de guerreros que luchaban entre sí por la tierra y la riqueza.

A principios del siglo VIII el califato Omeya se había apoderado África del Norte, Egipto, Palestina, Siria e invadieron la Península Ibérica. La Reconquista española ganó una carga ideológica que puede ser considerada el primer ejemplo de un esfuerzo concertado de los cristianos en la conquista de territorio a los musulmanes como parte de los esfuerzos para ampliar los reinos cristianos de la Península Ibérica con el apoyo de Órdenes Militares y mercenarios desplegadas en todo Europa.

Los Normandos conquistaron Sicilia en 1091. El Reino de Aragón en occidente las ciudades-estado de Pisa y Génova en Italia y el Imperio Bizantino en Oriente se enfrentaba contra los reinos musulmanes por el control de Mar Mediterráneo.

La idea de un guerra santa contra Islam parecía aceptable para los poderes Seculares religiosos y Europa occidental, así como en personas en general, además del incentivo de ganar territorio y riqueza, que ganó popularidad con los éxitos militares de los reinos europeos, asi comenzo a surgir una nueva concepción política del Cristianismo.

Por lo tanto, no es sorprendente la unión de los reinos cristianos bajo la guía del Papa, y la creación de ejércitos para luchar contra el Islam y recuperar las tierras que anteriormente les habían pertenecido antes de la conquista musulmana, y en particular los territorios que habían sido parte de Imperio romano o su sucesor Imperio Bizantino - Siria, Egipto, África del Norte, Hispania, Chipre - Por encima de todo, Jerusalén y Palestina donde Jesúscristo y sus apóstoles había vivido, eran lugares sagrados que sufrieron la herejía del dominio de los infieles.

Concilio de ClermontEl Papa Urbano II predica la Primera Cruzada

El Concilio de Clermont fue sínodo mixto, de eclesiásticos y laicos de la Iglesia católica Inaugurado por el Papa Urbano II en noviembre del año 1095 fue el punto de partida de la Primera Cruzada. Este concilio incluía entre sus decisiones la concesión del perdón de todos los pecado, es decir, la indulgencia plenaria - a aquellos personas que fueran hacia el este para defender a los peregrinos, cuyos viajes se convirtieron cada vez más peligrosos , inicandose así las primeras cruzadas.

La repercusion popular de la medidad se torno en patente cuando el Papa, anuncio por aclamacion popular, y agrego prometer la salvacion de todos los que muriesen en combate contra los paganos ( mayor parte constituida por los musulmanes) el Papa Urbano II abrio un nuevo ciclo. El papa hizo una campaña de salvacion " Salvacion para todos los muertos en combate contra los infieles", asi el Papa garantizo un gran ejercito , y tambien elimino un nuevo brote de guerra o disputas internas que pertubaban la paz en Europa.

De esta forma pidio a los europeos occidentales, pobres y ricos, que acudiesen en auxilio del cristiano imperio bizantino , pues Deus vult ('Dios lo quiere'), exclamación con la que el papa terminó su discurso.

La Primera Cruzada se componde de dos Cruzadas separadas; la Primera fue la Cruzada Popular y la segunda es la Cruzada señorial o de los caballeros.

La Segunda Cruzada (1147-1149) fue la segunda gran cruzada lanzado desde Europa. Fue convocada en 1145, en respuesta a la caída del Condado de Edesa el año anterior por las fuerzas de Zengi. El condado había sido fundado durante la Primera Cruzada (1095-1099) por Balduino de Boulogne (Balduino I de Jerusalén) en 1098. Si bien fue el primer Estado Cruzado que se fundó, fue también el primero en caer.

La Segunda Cruzada fue anunciada por El Papa Eugenio III, pero la predica de la Segunda Cruzada la hizo San Bernardo de Claraval. Fue la primera de las cruzadas que fue dirigida por reyes europeos, a saber, Luis VII de Francia y Conrado III de Alemania, con la ayuda de un número de otros nobles europeos importantes. Los ejércitos de los dos reyes marcharon por separado a través de Europa. Después de cruzar territorio Bizantino en Anatolia, ambos ejércitos fueron derrotados por separado por el turcos Selyúcidas.

La principal fuente historica cristiana de occidente, Odón de Deuil, y las fuentes cristianas de Siria afirman que el emperador bizantino Manuel I Comneno en secreto entorpecido el progreso de los cruzados, sobre todo en Anatolia, donde se le acusa de haber ordenado deliberadamente a los turcos atacarlos. Luis VII de Francia, Conrado II de Alemania y los restos de sus ejércitos llegaron a Jerusalén y, en 1148, participaron en un ataque desacertado sobre Damasco. La cruzada en el Este fue un fracaso para los cruzados y una gran victoria para el Los musulmanes. El único éxito de la segunda cruzada llegó accidentalmente cuando las fuerza combinadas de los cruzados flamencos, frisones, normandos, escocéses e ingléses en 1147 viajando desde Inglaterra, por barco, a Tierra Santa se detuvieron y ayudaron a los portugueses en la captura de Lisboa, expulsando a sus ocupantes árabes.

Causa de la Segunda Cruzada :
La caida del Reino Cristiano de Edesa


Después de la Primera Cruzada y la menor Cruzada de 1101 había tres estados cruzados establecidos en el Este: El Reino de Jerusalén, El Principado de Antioquía, y el Condado de Edesa. Un cuarto, el Condado de Trípoli, Se constituyó en 1109. El condado de Edesa fue el más septentrional de ellos, y también el más débiles y menos pobladas, como tal, era objeto de frecuentes ataques de los estados musulmanes. El Sitio de Edesa fue un conflicto militar que tuvo lugar entre el 28 de noviembre y el 24 de diciembre de 1144 . El sitio finalizó con la captura de Edesa , capital del Condado de Edesa , por Zengi , el atabeg de Mosul y Alepo.


Predicacion de la Segunda Cruzada : San Bernardo de Claraval

La noticia de la caída de Edesa fue traída a Europa por primera vez por los peregrinos a principios de 1145, y luego por las embajadas de Antioquía, Jerusalén y Armenia. El Obispo Hugo de Jabala informó de la noticia a el Papa Eugenio III, que emitido una bula papalQuantum praedecessores el 1 de diciembre de ese año, pidiendo una segunda cruzada.

El Papa encargó a Bernardo de Claraval para predicar la Segunda Cruzada y conceder las mismas indulgencias que el papa Urbano II había concedido en la Primera Cruzada. Un parlamento fue convocado en Vézelay en Borgoña en 1146, y Bernardo deClaraval predicó ante la asamblea el 31 de marzo. Luis VII de Francia, Su esposa, Leonor de Aquitania, los príncipes y señores presentes se postraron a los pies de San Bernardo para recibir la Cruz de los peregrinos.

Al igual que en la Primera Cruzada, la predicación llevado súbitamente a los ataques a Judios, Un monje fanatico francés llamado Rudolf fue aparentemente inspirador de masacres de Judios en la región del Rin, Renania, Colonia, Maguncia, Worms y Espira. El monje frances Rudolf alego que los Judios no estaban contribuyendo financieramente al rescate de la Tierra Santa.

Las Cruzadas en Portugal y España
A mediados de mayo del 1147 una flota de casi dos centenares de barcos zarparon de Dartmouth en Inglaterra, y se dirigieron hacia Tierra Santa. Este ejército de cruzados, integrado por flamencos, frisones, normandos, ingléses, escocéses y algunos Alemanes y francéses. Ningun príncipe ni rey tomó parte en la cruzada en esta etapa, de hecho, Inglaterra en ese momento estaba en un período de anarquía.

Al navegar por la costa portuguesa, el clima los hace parar el 16 de junio en el Puerto de Oporto donde el obispo local les convenció de que siguieran a Lisboa para echar una mano al rey Alfonso I de Portugal que queria liberar a la ciudad ocupada por los arabes. Dado que se trataba de lucha contra los musulmanes, los cruzados accedieron y acuerdaron ayudar al rey Alfonso I en la tarea de liberar Lisboa. El asedio de Lisboa comienza el 1 de Julio del 1147 y la ciudad cae el 24 de octubre, los cruzados saquearon la ciudad antes de regresarla al Rey de Portugal. Algunos cruzados se establecieron en Lisboa, pero el grueso de la flota cruzada reanudo su curso en febrero 1148 hacia Jerusalen.

Casi simultáneamente, otros ejercitos de la Península Ibérica comandados por Alfonso VII de Castilla, ayudaron a García Ramírez, Rey de Navarra, y junto a Ramón Berenguer IV, Conde de Barcelona lograron conquistar Almeria el 17 Octubre 1147 , y en 1148 y 1149 las ciudades de Tortosa, Fraga y Lérida volvieron al lado cristiano.

Cruzada de los Alemanes y Franceses 
El rey Conrado II de Alemania y su ejercito son derrotados 

El rey Conrado había un gran ejército, provenientes de todo el imperio, tal vez 20.000. Se fue a finales de mayo 1147 y siguió la ruta de la Primera Cruzada, por el río Rin hasta el río Danubio. En su compañía estaba el futuro emperador Federico I.

Los alemanes llegaron a Constantinopla en septiembre. Habían pasado pacíficamente a través de Hungría, pero en territorio bizantino hubieron disputas sobre el suministro y unos pocos incidentes de lucha. Una vez más, los occidentales han creado una impresión desfavorable de sí mismos, y una vez más los griegos se habían dado a parecer indignos de confianza.

En Constantinopla se contaban más incidentes, sin embargo, los alemanes aceptaron cruzar el Bósforo con rapidez llegando a Anatolia.

El emperador bizantino Manuel I dio guía a los cruzados . En Nicea, Conrado dividió su ejército, enviando la mayor parte de sus combatientes por la costa, en el territorio imperial, mientras que él y la fuerza de combate principal pasó por el interior. Partieron el 15 de octubre y pasó a territorio de Turquía, a los pocos días. El ejército de Conrado fue rápidamente emboscado el 25 de octubre de 1147, cuando el ejército estaba cerca de Dorilea en un pequeño río. Ese dia los turcos atacaron y masacraron al ejercito de Conrado II de Alemania

La Batalla fue una masacre. Los alemanes nunca tuvieron la oportunidad de organizarse para la defensa. Al caer la noche, Conrado huyo a Nicea. Dejó tras de sí toda su campamento y todo su botín, además de casi todos los de su ejército. Los que no murieron fueron vendidos como esclavos por los turcos

La cruzada de Alemania había terminado, Conrado II se encontraba en Nicea cuando en noviembre Luis VII y los franceses llegaron. Después de una consulta, Conrado II aceptó viajar con los franceses Los ingleses y flamencos rezagados en Portugal y alemania participaron, pero después de la pérdida en Dorilea del ejercito de Conrado II de Alemania, esto era ahora esencialmente una cruzada francesa.

Cruzada francesa de Luis VII : Viaje a Jerusalen

Los cruzados franceses partieron de Metz en junio, liderados por Luis, Thierry de Alsacia, Renaut I de Bar, Amadeo III de Saboya, Guillermo VII de Auvernia, Guillermo III de Montferrato, y otros, junto con ejércitos de Lorena, Bretaña, Borgoña y Aquitania. Luis se unió a los cruzados de Normandía e Inglaterra. Siguieron la ruta de Conrado en paz, aunque tuvo un problema en Hungría.

Llegada al imperio Bizantino 

Las relaciones ya dentro del territorio bizantino no fueron muy buenas. Algunos franceses se escandalizaron de la alianza de Manuel I con los turcos, y exigieron un ataque contra la ciudad de Constantinopla, pero fueron drenados por los delegados papales.

Cuando las tropas de Saboya, Auvernia y Monferrato se unieron a las de Luis en Constantinopla (después de llegar por la ruta italiana y cruzar desde Brindisi a Durazzo), el ejército al completo fue trasladado a través del Bósforo hasta Asia Menor. Se vieron reconfortados por los rumores que decían que los alemanes habían tomado Iconio, pero Manuel rechazó conceder a Luis tropas bizantinas e hizo jurar a los franceses que devolverían al Imperio cualquier territorio que reconquistasen. Tanto alemanes como franceses ingresaron en Asia sin ayuda importante de los bizantinos. Los franceses se encontraron con los remanentes del ejército de Conrado II en Nicea, y el propio ConradoII de Alemania se unió a las fuerzas de Luis VII de Francia.

Marcha hacia jerusalen

Luis llegó a Antioquía el 19 de marzo, después de sufrir una tormenta; Amadeo de Saboya había muerto en el camino en Chipre. Luis fue recibido por el tío de su esposa, Raimundo de Poitiers. Éste esperaba que Luis le ayudaría a defenderse de los turcos y que le acompañaría en ataques para ampliar su reino, pero Luis prefería dirigirse primero a Jerusalén para cumplir su peregrinaje, más que centrarse en el aspecto militar de la cruzada.

Consejo de Acre ,Sitio de Damasco y Fin de la Segunda Cruzada

El Consejo de Acre se reunieron en Palmarea, cerca de Acre, una importante ciudad cruzada del Reino de Jerusalén, El 24 de junio 1148. El consejo feudadl de Jerusalen se reunió con los cruzados recién llegados de Europa, para decidir sobre el mejor objetivo para la cruzada. La Segunda Cruzada había sido convocada después de la caída del condado cristiano de Edesa en el 1144.

La nobleza de Jerusalén acogió con beneplácito la llegada de las tropas de Europa, y se anunció que un consejo debe reunirse. Después de mucha discusión, se determinó que los cruzados debian marchar contra Damasco.

Los cruzados decidieron atacar a Damasco desde el oeste, donde huertos les proporcionaban un suministro de alimentos constante. Llegaron a Daraiya el 23 de julio. Al día siguiente, los musulmanes se prepararon para el ataque constante al ejercito cruzado. El 27 de julio los cruzados decidieron trasladarse a la llanura en la parte oriental de la ciudad, que era menos fortificada, pero había poca comida y agua. Los señores cruzados locales se negaron a continuar con el asedio, y los ejercitos no tuvieron otra opcion que retirarse a Jerusalen donde se dispersaría el ejercito Cruzado poniendose fin a la Segunda Cruzada
Secuelas de la Segunda Cruzada

La Segunda Cruzada, aunque comenzó bajo los mejores auspicios, tuvo un final infeliz. De la gran muchedumbre que salió de Europa, sólo unos cuantos miles de ser aniquilada en Asia Menor a manos de los turcos. Luis VII de Francia y Conrado II de Alemania, con los restos de sus ejércitos, hizo un ataque conjunto a Damasco, pero tuvo que levantar el sitio después de unos días, poniendo fin a la cruzada. Un cronista de la expedición comentó, "que prácticamente no logró nada, los que regresaron a casa sin gloria." La fuerza de tanto los franceses y la división alemana de la expedición se perdió en el Asia Menor, y la cruzada no logró nada.

En última instancia, estos fracasos llevarian al futuro colapso del Reino de Jerusalen (sitio y caida de Jerusalen en 1187) que sucumbiria ante las fuerzas musulmanas comandadas por Saladino, lo que posteriormente provocaria la Tercera Cruzada al final del siglo XII.

La Tercera Cruzada (1189-1192), también conocida como la Cruzada de los Reyes, por la presencia de tres reyes, a saber, Felipe II de Francia, Ricardo I de Inglaterra "Corazón de León" y Federico I Barbarroja. Esta cruzada fue un intento de los líderes europeos para reconquistar la Tierra Santa (Jerusalen) de manos del sultan musulman Saladino que habia conquisto el Reino de Jerusalen

Tras el fracaso de la Segunda Cruzada, La dinastia turca Zengid controlaba una unificada Siria y participó en un conflicto con la Fatimís, gobernantes de Egipto, que condujeron finalmente a la unificación de las fuerzas egipcias y sirias, bajo el mando de Saladino, quien los empleo para reducir los estados cristianos y de esa forma recuperar Jerusalén en 1187. Estimulado por el celo religioso, Enrique II de Inglaterra y Felipe II de Francia pusieron fin a su conflicto para mutuamente liderar una nueva cruzada (aunque la muerte de Enrique en 1189 puso el contingente Inglés bajo el mando del Ricardo I en su lugar). El anciano emperador del Sacro Imperio Romano Federico I Barbarroja respondió a la llamada a las armas, y condujo un enorme ejército a través de Anatolia, pero se ahogó antes de llegar a Tierra Santa. Muchos de sus tropas en absoluto se desalentaron y volvieron a casa.

Después de algunos éxitos militares, los poderes cristianos se disputaban el botín de guerra; Federico Leopoldo V de Austria y Felipe II de Francia salen de la Tierra Santa, en agosto de 1191. El 2 de septiembre de 1192, Ricardo y Saladino finalizó un tratado por el cual Jerusalén permanecería bajo control musulmán, pero permitirian a los peregrinos cristianos desarmados visitar la ciudad de Jerusalen. Ricardo salió de Tierra Santa el 9 de octubre. El fracaso de la Tercera Cruzada para recuperar Jerusalén daría lugar a la convocatoria de una Cuarta Cruzada seis años después.

Antecedentes :La captura de Jerusalén por Saladino en 1187

Saladino fue uno de los grandes gobernantes del mundo islámico, siendo Sultán de Egipto y Siria e incluyendo sus dominios Palestina, Mesopotamia, Yemen, Hiyaz y Libia. Saladino unió a los musulmanes de Siria bajo su dominio y luego avanzó contra el Reino de Jerusalén. Los cristianos lo conocieron en una gran batalla cerca del lago de Galilea. Terminó en la derrota de su ejército y de la captura de su rey. Incluso la Santa Cruz, que había llevado en medio de la lucha, se convirtió en el botín del conquistador. Saladino rápidamente cosechó los frutos de la victoria. Las ciudades cristianas de Siria abrieron sus puertas a él, y en Jerusalén después de una breve sitio obtuvo la rendicion del Reino cristiano. Poco quedaba de las posesiones que los cruzados habían ganado en el Oriente.

Preparativos para la Tercera Cruzada

El nuevo papa, Gregorio VIII proclamó que la captura de Jerusalén era un castigo por los pecados de los cristianos de toda Europa. La noticia de la toma de Jerusalén propago consternación en toda la cristiandad occidental. El grito de otra cruzada surgieron por todos lados. Una vez más, miles de hombres cosieron la cruz en oro, o seda, o paño sobre sus ropas y se dirigieron a Tierra Santa. Cuando los tres más grandes gobernantes de Europa - El rey Felipe Augusto de Francia, el rey Ricardo I de Inglaterra, y el emperador alemán, Federico I Barbarroja asumieron la responsabilidad de la cruz, y crearon un impuesto llamado "Diezmo Saladino"a sus ciudadanos para financiar la Tercera Cruzada. En Gran Bretaña, Balduino de Exeter, arzobispo de Canterbury, hizo una gira por el País de Gales, convenciendo a 3.000 hombres de armas a tomar la cruz, grabada en el Itinerario de Giraldus Cambrensis y salir a reconquistar Tierra santa "Jerusalen", parecía que nada podría impedir la restauración de la supremacía cristiana en Siria.

Lideres de la Tercer Cruzada

Ricardo I Corazon de Leon, Nació en 8 de septiembre 1157 y fue entronizado en 1172. Ricardo desempeñado un papel vital en el éxito de la tercera cruzada, al conquistar Acre. y también asentar un tratado de paz tan necesaria que ayudó a la Tercera Cruzada a no ser un fracaso

Federico I Barbarroja de Alemania nació en 1122 y fue coronado en 1155. Federico era conocido por sus puntos de vista contrarios al Papado. Federico desempeñado un papel menor en la tercera cruzada. Tomó su ejército y marchó sobre el paso de montaña, mientras que los otros hicieron a la mar. Su campaña fue interrumpida cuando se ahogó en un río con mucha corriente, lo que obligó a su ejército a dar la vuelta y regresar a Alemania.

El rey Felipe II Augusto de Francia, nacido en agosto, 21 de 1165 y murió 14 de julio 1223. Felipe fue reconocido por su ejército extraordinariamente grande y éxitoso en muchas campañas. En la 3 ª Cruzada, él y Ricardo Corazon de Leon navegaron a través del mar Mediterráneo desde la costa francesa. Después de navegar a través del mar sitio Acre junto con Ricardo Corazon de Leon. Pasaron 23 meses luchando en Acre hasta que él y Ricardo fueron finalmente capaces de conquistarlo. Cuando terminaron con Acre marcharon hacia Jerusalén. En el camino Ricardo I de Inglaterra y Felipe II de Francia tuvieron disputas, que desembocaron en la retirada de Felipe II de Francia de la Cruzada.


Inicio de la Tercera Cruzada 

La Cruzada de FedericoI Barbarroja
Incluso ahora el viejo emperador Federico I Barbarroja decidió responder de inmediato a la llamada del Papa. Él recibió la cruz en la catedral Maguncia el 27 de marzo 1188 y fue el primero en viajar hacia la Tierra Santa en mayo del año 1189. Federico I Barbarroja había logrado reunir un ejército tan numeroso que no era posible transportarlo por vía marítima, lo que lo obligó a cruzar el Asia Menor.

El emperador bizantino Isaac II Ángelo entró en una alianza secreta con Saladino, por el que debía impedir el avanzo del ejercito de Barbarroja, a cambio de seguridad a su imperio.

El 18 de mayo 1190 el ejército alemán derrotó a los turcos en Konya. Sin embargo, el 10 de junio del año 1190 Federico I Barbarroja se ahogó en el rio Saleph, al caerse su caballo. Su hijo Federico VI llevó al ejército a la Principado de Antioquía, donde el cuerpo de Barbarroja fue sepultado en San Pedro. Fue en Antioquía que gran parte de lo que quedaba del ejército alemán murieo debido a una plaga.

Cruzada de Ricardo I Corazon de Leon y Felipe II Augusto

Enrique II de Inglaterra murió el 6 de julio 1189 a raíz de una derrota a manos de su hijo Ricardo I Corazón de León y su aliado frances Felipe II Augusto . Ricardo I Corazon de Leon heredó la corona y de inmediato comenzó a recaudar fondos para la cruzada. En julio de 1190, Ricardo y Felipe establecidos conjuntamente de Marsella, Francia emprenden viaje hacia Sicilia. Felipe II había contratado una flota genovesa para transportar a su ejército que consistía de 650 caballeros, caballos de 1.300, y 1.300 escuderos a Tierra Santa.

Felipe II dejó Sicilia directamente para el Oriente Medio el 30 de marzo de 1191, y llegó a Tiro a mediados de mayo. Ingresó en el sitio de Acre el 20 de mayo. Ricardo I no partió de Sicilia hasta 10 de abril. Poco después de zarpar de Sicilia, Ricardo armo una flota de 100 barcos (transportando 8.000 hombres) fue sorprendido por una violenta tormenta. Varios buques encallaron, con gran cantidad de tesoros que se habían reunido para la cruzada. Pronto se descubrió que Isaac Ducas Comneno rey de Chipre se había apoderado del tesoro. Ricardo I de inglaterra entró a Limassol el 6 de mayo, y se reunió con Isaac, quien accedió a devolver las pertenencias y enviar a 500 de sus soldados a Tierra Santa. Una vez que Isaac Ducas Comneno regreso a su fortaleza de Famagusta, rompió su juramento de hospitalidad y órdeno a Ricardo I salir de la isla. la arrogancia de Isaac le valio que Ricardo I Corazon de Leon conquistara la isla en pocos días. Luego abandonó la isla y llegó a Acre 7 de junio.

Batallas contra los musulmanes : 

Batalla de Acre: Masacre de Prisioneros musulmanes
Richard se unió a el asedio Acre el 8 de junio 1191 y, ahora, dedicó gran atención a la construcción de armas de asedio. La ciudad fue tomada luego de 12 de julio donde hubo una masacre de prisioneros de guerra debido a los conflictos entre Saladino y Ricardo I . Sin embargo, la división del botín llevado a enfrentamientos entre Ricardo, Felipe y Leopoldo V de Austria (Este último ordenó a los restos del ejército de Barbarroja). Mientras que Leopoldo sostuvo que la contribución hecha por los alemanes en el sitio son de igual importancia a la de británicos y franceses, Debido a desacuerdos con Ricardo I, Felipe II Augusto y Leopoldo dejaron la Tierra Santa en agosto.
Batalla de Arsuf
Después de la captura de Acre, el rey Ricardo decidió marchar a la ciudad de Jaffa, De la que señaló más adelante a Jerusalén. El 7 de septiembre de 1191 en el lugar de Arsuf (30 kilómetros al norte de Jaffa), Saladino atacó a Ricardo I de Inglaterra. Saladino intentó atraer a las fuerzas de Ricardo I y luego destruirla fácilmente: Pero Ricardo I conservo intacto su despliegue con los Hospitalarios y los Templarios respectivamente, en el lado derecho y se echó a la izquierda del ejército de Saladino: Ricardo ganó esa batalla y destruyó el mito del líder musulmán.

Fin de la Tercera Cruzada: Consecuencias y hechos posteriores

En julio de 1192, Saladino lanzó un sorpresivo ataque contra Jaffa y recuperó la ciudad, pero luego de unos dias después volvió a ser reconquistada por Ricardo I. El 5 de agosto se libró una batalla entre Ricardo y Saladino, en la que el rey inglés, a pesar de su marcada inferioridad numérica, resultó vencedor. El 2 de septiembre de 1192, Ricardo y Saladino finalizó un Tratado de Paz por el cual Jerusalen permanecería bajo control musulmán, pero permitiria el peregrinaje cristiano desarmado para visitar la ciudad de Jerusalen (Tierra Santa). Ricardo I salió de Tierra Santa el 9 de octubre.

El fracaso relativo de la Tercera Cruzada daría lugar a la convocatoria de una Cuarta Cruzada seis años después de la tercera terminó en 1192. En 1193, Saladino murió de fiebre amarilla

Ricardo I Corazon de Leon fue capturado por el duque Leopoldo de Austria, cuyo orgullo fue herido cuando Ricardo I había arrancado su bandera de las murallas de Acre. Fue trasladado al emperador Enrique VI y puesto en libertad después de 15 meses, después de un rescate de 150.000 marcos. El rey Inglés llego a su pais en el año 1194 donde su hermano Juan "Sin tierra" le juro lealtad. Cinco años más tarde, en 1199, fue a Francia para defender sus territorios de Aquitania del Rey Felipe II Augusto y durante el asedio del castillo de Chalus murió alcanzado por una flecha envenenada.

Cuarta cruzada y Saqueo de Constantinopla
La Cuarta Cruzada (1202-1204) También denominada como la Cruzada mercantil o comercial, por haber sido desviada de su propósito original por el duque de Venecia, Enrico Dandolo quien llevo a los cristianos a saquear la ciudad de Zara (actual Zadar, Croacia) y luego Constantinopla, donde fundaron el Imperio Latino de Constantinopla. Estos acontecimientos causaron una brecha o distanciamiento definitivo entre la Iglesia Católica romana y la Iglesia Ortodoxa.

La Predicacion y preparativos de la Cuarta Cruzada

La Cuarta Cruzada se desvio mucho de su proposito original de liberar Jerusalén "Tierra Santa" de los turcos Otomanos, se cuestiona actualmente si es realmente una cruzada.

El año 1198, el Papa Inocencio III comenzo a incitar a la cristiandad a emprender una nueva cruzada para recuperar Tierra Santa - Jerusalem, esta convocatoria tuvo mucha receptividad entre la nobleza europea. El prestigio y la capacidad de organización de la Iglesia, hizo que recayera sobre ella una gran aura de confianza de la población.

La Cuarta Cruzada fue emprendida por Balduino IX, Conde de Flandes, y Bonifacio II, Marqués de Montferrant. El transporte de los ejércitos se llevo a cabo enVenecia, esta república comercial que entonces vivía una creciente tensión con Constantinopla después de la confiscacion de bienes y masacre de los comerciantes italianos en constantinopla el año 1182 debido a los privilegios comerciales que tenían.

Si por un lado la pretension papal de esta cruzada apuntaba a la destruccion del poderio musulman en Egipto y luego en Jerusalem, por otro lado la tensión entre Venecia y los bizantinos acabaria por influir el transcurso de las operaciones militares, cuyos objetivos se centraron cada vez más en Constantinopla. La ciudad Estado de Venecia influyo de manera determiante al saqueo de Constantinopla debido a la intención de vengar la masacre de sus mercaderes. Además, Egipto tenía buenas relaciones en todos los niveles con Venecia.

Las dificultades economicas de los cruzados 

Los caballeros cruzados, dirigidos por Bonifacio II de Monferrato y Balduino IX de Flandes, estaban en dificultades economicas para pagar los 85.000 marcos de oro que Venecia había exigido por el transporte de los ejércitos cruzados hacia Egipto. Las tropas Cruzadas acamparon en Isla de Lido, Venecia en espera de una solución al pago de la travesía, los cruzados recibieron una propuesta del duque veneciano Enrico Dandolo quien les propuso aplazar el pago de su deuda a cambio de que en lugar de rescatar a Jerusalén con una incursion a Egipto, como era el plan original, ayudaran a los venecianos a reconquistar la ciudad de Zara (Actual Zadar, Croacia) que había sido ocupada por el a rey de Hungría, El cristiano.

Esta ciudad, de hecho, llegó a caer en el poder de los ejércitos cruzados en 1202, en contra de los deseos del papa Inocencio III, quién condenó enérgicamente la secularización de la Cuarta Cruzada y excomulgado incluso a los líderes de los venecianos.

Situacion politica en Constantinopla

Llegaron noticias Constantinopla de que el emperador Isaac II Ángelo había sido derrocado por su hermano Alejo III. Ahora el hijo de Isaac II, de nombre Alejo IV, logró escapar y pidió a los cruzados para ayudarle a recuperar el trono, es decir desviarse de su cruzada a Jerusalem e ir a Constantinopla, a cambio les prometió dinero y recursos del imperio para la reconquista de Jerusalén. Incluso hoy en día, los historiadores debaten si los hechos sucedieron asi o era una justificación para lo que iba a suceder.

La Toma y saqueo de Constaninopla

Cuarta cruzada y Saqueo de ConstantinoplaEn 1203, los cruzados tomaron Constantinopla y coronaron a Alejo IV como emperador Bizantino, Junto con su padre, Isaac II Angelo. El papa Inocencio III acepta la situación, soñando con un acercamiento entre Iglesia Católica y Iglesia Ortodoxa. Los nuevos emperadores debieron establecer nuevos impuestos para el pago de las promesas hechas a los cruzados, lo que rapidamente condujo a revueltas en todo el imperio de Bizancio.

Sin embargo, Alexis IV murió a manos de los bizantinos, lo que impulso a Venecia para recuperar el poder en el Bósforo. Para ello, contaron con el apoyo de los cruzados, que en abril del año 1204 atacaron Constantinopla de nuevo, lo que produjo tres días de masacres y saqueos en la ciudad de Constantinopla, dividiendose despues el botín. Las Estatuas, mosaicos, reliquias, riquezas acumuladas durante casi un milenio fueron saqueados o destruidos durante los incendios. Luego del Saqueo se decidio crear un estado llamado Imperio Latino de Constantinopla, quien sería sucesor del destruido Imperio bizantino y heredero de el , su primer monarca sería Balduino IX de Flandes.



Renacimiento del imperio Bizantino

Aunque debilitado, no desapareció el Imperio Bizantino, recupero su fuerza en el año 1261 cuándo Miguel VIII Paleólogo emperador de Nicea toma el poder y hace renacer a el imperio de Bizancio. Sin embargo, los cruzados habían establecido una serie de principados latinos en Grecia, como el Ducado de Atenas.

Fin de la cuarta Cruzada: En conclusion la tregua firmada durante la Tercera Cruzada (Cruzada de los Reyes) por Ricardo Corazón de León y Saladino en 1191 se mantuvo, a pesar de la desastrosa Cuarta Cruzada.

La Quinta Cruzada (1217-1221), ocurrio por la iniciativa de el Papa Inocencio III, quién lo había propuesto el 1215 en el cuarto Concilio de Letrán, sin embargo, se llevó a cabo con el Papa Honorio III, Su sucesor en el trono de San Pedro. El papado también había contribuido a desacreditar el ideal de las Cruzadas, cuando las convoco para aplastar a los cristianos heterodoxos en el sur de Francia, llamado albigenses. De todos modos, el Papa Honorio III logró adhesiones para una nueva expedición.

La cruzada fue dirigida por Andrés II Rey de Hungría; Leopoldo VI, Duque de Austria; Juan de Brienne, Rey del reino Jerusalén y Federico II Emperador del SacroImperio Romano Germanico. El emperador Federico II acordó organizar la expedición.

Inicio de la Quinta Cruzada 

Se decidió que para reconquistar Jerusalén era necesario conquistar Egipto primero, ya que ese Reino controlaba el territorio de Jerusalem. En mayo del año 1218, las tropas de Federico II se pusieron de camino a Egipto,bajo el mando de Juan de Brienne. Desembarcaron en San Juan de Acre y decidieron atacar a Damieta (Dumyat), una ciudad que servía de acceso a El Cairo, La capital. En agosto, atacaron Damieta y luego de conquistar una pequeña fortaleza de acceso aguardaro refuerzos. En junio, llegaron los refuerzos de las tropas papales del cardenal Pelagio, hombre autoritario, Pelagio no quiso someterse a las ordenes de JuanBrienne y también interfirio constantemente en los asuntos militares.

Después de algunos combates, y cuando todo parecía perdido, una serie de crisis en el liderazgo egipcio, permitió a los cruzados ocupar el campo del enemigo, lograndose una negociacion de paz el 1219 con los musulmanes, y ocurrió lo increíble Jerusalén era ofrecido a los cristianos, entre otras ciudades, a cambio de su retirada de Egipto. Pero los cruzados jefes, incluido el cardenal Pelagio, rehusaron la oferta, ya que pensaban que los musulmanes se sentían incapaces de resistir a los cruzados a la llegada de Federico II con sus ejercitos.

Asedio y toma de la ciudad de Damieta

Comenzaron a rodear el puerto egipcio de Damieta y después de algunas batallas sufrieron una derrota. El sultán renovo la propuesta, pero fue rechazada de nuevo. Después de un largo asedio que duró de febrero a noviembre del año 1219 la ciudad cayó. La estrategia posterior requiria asegurar el control de la peninsula del Sinaí. Los conflictos entre los cruzados se agudizaron y se perdio tanto tiempo que los egipcios recuperado fuerzas. En julio del año 1221 el Cardenal Pelagio ordenó una ofensiva contra El Cairo, pero los musulmanes los llevaron a una trampa y los cruzados estuvieron rodeados y sin comida, finalmente tuvieron que llegar a un acuerdo: se retirarian de Egipto y de esa forma salvarian sus vidas. También tuvieron que aceptar una tregua de ocho años.

No obtuvieron todos sus objetivos, ya que los refuerzos prometidos por Federico II no llegaron, razón por la cual fueron excomulgados por el Papa Gregorio IX. Esta fue la última cruzada donde el papado aportaria con sus propias tropas.

La Sexta Cruzada (1228-1229), fue emprendida en 1227 por el emperador del Sacro Imperio romano Germanico, Federico II de Hohenstaufen. La sexta Cruzada fue una cruzada pacífica, ya que se resolvio por medios diplomáticos, evitando así la confrontación militar.

Antecedentes de la Sexta Cruzada
Tras el fracaso de la Quinta Cruzada, el emperador Federico II de Hohenstaufen firmo el Tratado de San Germano (1225), y se comprometia a llevar una cruzada hacia Tierra Santa, pero por razones políticas había retrasado en varias ocasiones el inicio de su cruzada a Jerusalem. Pero cuando en el año 1227, debido a una enfermedad, se vio obligado a posponer la cruz una vez más, fue excomulgado por El Papa Gregorio IX. Sin embargo, al año siguiente, Federico fue a Jerusalén, mientras que el Papa lo llamó "Anticristo. Esta cruzada fue la única pacífica que tuvo exito.

Por último, en el verano de 1228, después de muchas dudas, finalmente, Federico II decidio emprender la cruzada para liberarse de la excomunión que el Papa le había otorgado, el emperador germano era defensor del diálogo con el musulmanes, religión que tanto lo fascinaba, por eso prefirio hablar en lugar de luchar. Al mismo tiempo, el Papa proclamó otra cruzada, esta vez en contra de Federico II , y así arrebatarles las posesiones de este emperador en la Península Itálica.

El acuerdo diplomatico entre Federico II de Alemania y el sultan al-Kamil

acuerdo entre Federico II y el sultan Al-KamilEl emperador Federico II, mientras tanto, había emprendido camino hacia Jerusalem con un ejército relativamente pequeño, habría llegado hasta Acre en septiembre del año 1228 y en febrero del año 1229 celebro un acuerdo con al-Malik al-Kamil, nieto de Saladino y sultán de Ayubí, con el que mantuvo relaciones diplomativas y de amistad. Los cristianos recuperarian Belén, Nazaret, Sidón y Torón (Ahora Tibnin), además de Jerusalén, exceptuando la Cúpula de la Roca que es sagrada para el Islam, y los bandos beligerantes acordarian una tregua de 10 años. Por el contrario, los cristianos reconocerian la libertad de culto para los musulmanes en las ciudads cristianas, debido a esto, el Papa excomulgó a Federico II, una vez más.

El 18 de marzo 1229 Federico II de Alemania recibió la corona de Rey de Jerusalén con motivo del matrimonio que él tenia con Isabel II de Brienne, a pesar de la oposición del clero local y casi todos los señores feudales. Esta coronación formal no era auténtica, ya que Federico II marcado por un excomunión, lo cual no le permitia participar en ceremonias religiosas.

Consecuencias de la Sexta cruzada

El Tratado de paz fue una demostración de apertura y tolerancia de Federico II hacia los árabes y el Islam. El Sultán al-Kamil también tuvo motivos políticos para negociar con los cristianos, ya qué estaba preparando una campaña contra su hermano al-mu'azzam de Damasco y no quería ser perturbado por las iniciativas de los cruzados.

El Tratado fue de importancia mundial, ya que hubo un compromiso entre los intereses de Oriente y de Occidente. Entre sus consecuencias, se produjo un enorme aumento de los intercambios culturales y comerciales entre el levante y el poniente. Sin embargo, solo podría mantenerse siempre y cuando el sultan al-Kamil permaneciera con vida y Federico II fuera capaz de ejercer su influencia en el Reino de Jerusalén. Los descendientes de estos lideres causaron un contraste entre mundo cristiano y el mundo islámico.

El emperador Federico II se mantuvo durante algunos meses en Tierra Santa, intentando, sin éxito, poner orden a la situación del reino de Jerusalem. La relación con el papado, sin embargo, no mejoró mucho, el Papa estaba decepcionado por la efímera victoria y una Jerusalem a merced de los musulmanes desmilitarizada sin paredes e indefendible, el Papa también se sentía decepcionado por la solucion diplomatica de Federico II, pero la razón quizás más importante fue el resentimiento del Papa por el nuevo éxito de aquel emperador que amenazaba su supremacia en la region de Italia

La Sexta Cruzada fue un éxito: Jerusalén es una vez más cristiana y Federico II demostró que los estados cruzados se podrían mantener por otros medios que no sean militares. Esta estrategia diplomática se reanudaria a partir de entonces, especialmente durante Cruzadas 1239.

Pero esta cruzada dejó atrás muchos problemas sin resolver, las fortificaciones de Jerusalén no se reconstruyeron, y la ciudad estaría a merced de los musulamanes, luego de la culminacion de la tregua de 30 años acordada. Luego de la partida de Federico II y el fin de la tregua entre cruzados y musulmanes , el Reino de Jerusalem sería reconquistaba por las fuerzas islamicas en 1244.

La septima Cruzada: Tras el final de los diez años de tregua del año 1229 (Firmado en el Sexta Cruzada) , una expedición militar cristiana, con pocos hombres y pocos recursos , dirigido por Ricardo de Cornualles y Teobaldo IV de Champagne, se dirigieron a Tierra Santa, a fin de fortalecer la presencia cristiana en los santos lugares . Mas no pudieron impedir que en el año 1244 Jerusalén fue nuevamente saqueada por los turcos musulmanes .

La ciudad de Jerusalén fue ocupadas y saqueadas, no sin crear macabras exhumaciones de los restos de los antiguos reyes cruzados en el Santo Sepulcro y una masacre de 30.000 cristianos. La noticia conmocionó a todos del cristianismo y decidió organizar una nueva expedición a la cruzada de Tierra Santa.

Inicio y Desarollo de la Septima Cruzada: 

Ese año, cuando el El papa Inocencio IV aperturo el Concilio de Lyon, El rey de Francia Luis IX, posteriormente canonizado como San Luis, expresó sude deseo de ayudar a los cristianos del Levante. Luis IX tuvo tres años para formar y embarcar a asu ejercito cruzado, pero lo hizo con un ejército respetable de 35.000 hombres . El monarca francés aprovecho las perturbaciones causadas por los Mongoles en el Oriente y partieron hacia Egipto en el año 1248, hicieron una escala en Chipre en septiembre del 1248, antes de atacar a Egipto

En junio del año 1249, los cristianos recuperaron Damieta, que serviría como base de operaciones para la conquista de Palestina. En el año siguiente conquistarían El Cairo, para conseguir un flujo de Nilo y porque los musulmanes tomaron el suministro de alimentos de los cruzados , lo que provocó el hambre y la enfermedades como escorbuto en las filas de San Luis al mismo tiempo ,
Roberto de Artois, hermano del Rey, después de casi ganar en Al - Mansur fue derrotado debido a su imprudencia en la batalla, la ciudad de Al- Mansur, entonces estaba dirigida por el sultan Mameluco, Baybars.

El Rey San Luis IX de Francia y su cruzada

Dado este escenario, con su ejército diezmado por tifus, San Luis IX se retiraro con su ejercito . El rey Luis IX fue tomado prisionero y llevado a Al - Mansur, y posteriormente puesto en libertad después de pagar un gran rescate (800 000 piezas oro) y la restitución de Damieta , en mayo del año1250. Sólo la resistencia de la reina de Francia que se encontraba en Damietta, permitio que se pudiera negociar con los egipcios.

Libre de su cautiverio Luis IX emprenderia viaje hacia Palestina acompañado de su hermano Carlos D' Anjou. Permaneceria cuatro años en Tierra Santa. Abandonaria Palestina en el año 1254 después de recuperar a todos los demas prisioneros cristianos y de emprender un esfuerzo para fortificar las ciudades cristianas . A su regreso recibió la noticia de la muerte de su regente en Francia, su madre Blanca de Castilla.



Consecuencias de la Septima Cruzada


De regreso en Francia , que estaba preocupado por la difícil situación de los caballeros heridos , especialmente a los ciegos, para quienes fundó , a París, un hospital especializado : elHospital del Asilo de Ciegos.

Luis IX pasó cuatro años en el Reino de Jerusalen en un vano intento de revivir la union cristiana, Ante la nueva amenaza de los mamelucos, insto a reforzar las defensas de los bastiones cristianos y comenzar una política de alianzas , lo que pudo haber dado sus frutos si se hubiera quedado. Luis IX regreso a su reino , sin obtener más resultado que un acercamiento entre los Principado de Antioquía y elReino armenio de Cilicia.

La Octava Cruzada fue puesta en marcha por Luis IX, Rey de Francia, en el año 1270. La Octava Cruzada es a veces considerada como la séptimo cruzada, dado que la Quinta y Sexta Cruzada de Federico II se cuentan como una cruzada individual. La Novena Cruzada a veces también considerada como la Octava Cruzada por algunos historiadores.

Antecedentes de la Octava Cruzada

Luis IX , rey de Francia estuvo perturbado por los acontecimientos en Siria, donde el Sultan mameluco Baibars había estado atacando a los pequeños estados Cristianos en Oriente. El sultan Baibars había aprovechado la oportunidad después de la guerra que enfrentaba a la ciudades de Venecia y Génova uno contra el otro en los años 1256-1260, dejando en abandono los puertos sirios que estas dos ciudades controlaban. En 1265, el sultan Baibars había capturado Nazaret, Haifa, Torón, Y Arsuf en el litoral Palestino. Hugo III de Chipre, Rey nominal de Jerusalén, desembarcó en Acre para defender esa ciudad , mientras el sultan Baibars marcharo hacia el norte, a Armenia de la cual tomo control.

Inicio de la Octava Cruzada: Luis IX de Francia la organiza

Estos hechos llevaron a la llamada nueva Cruzada del rey de Francia, Luis IX en el año 1267 , aunque hubo poco apoyo en esta ocasión ; Jean de Joinville, un cronista que acompañó a Luis IX en la Séptima Cruzada, se negó a ir. Luis IX convenció pronto a su hermano Carlos de Anjou para atacar Túnez primero , lo que les daría una sólida base para atacar luego a Egipto, esta tactica era el mismo enfoque que la cruzada anterior de Luis IX, así como tambien a la Quinta Cruzada, las cuales habían sido derrotados allí en Egipto.

Desastre de la Octava Cruzada y muerte de Luis IX Rey de Francia 

El Khalif de Túnez, Muhammad I al- Mustansir, tenía buena relaciones con los cristianos y fue considerado un buen candidato para su conversión al cristianismo, pero no hubo exito. En julio del año 1270. Luis IX desembarcó en la costa de África, en una temporada muy desfavorable para el desembarco, ya que gran parte del ejército se enfermó a causa de falta de agua potable, el propio Luis IX de Francia murió de un flujo en el estómago, un día después de la llegada de Carlos de Anjou, su ultima palabra antes de morrise fue "Jerusalem". Carlos de Anjou proclamó al hijo de Luis IX , Felipe III , el nuevo rey de Francia, pero debido a la juventud del nuevo Rey , Carlos de Anjou se convirtio en el actual líder de la cruzada .

Consecuencias de la Octava Cruzada

A causa de las enfermedades más el asedio del rey de Túnez se abandono la cruzada el 30 de octubre por un acuerdo con el sultán . En este acuerdo los cristianos ganaban de libre comercio con Túnez, y la residencia de los monjes y sacerdotes en la ciudad está garantizada , por lo que la cruzada puede considerarse como un éxito parcial. Después de enterarse de la muerte de Luis IX y la evacuación de los cruzados de Túnez , el sultán Baibars de Egipto cancela su plan de enviar tropas egipcias para luchar contra Luis en Túnez .

El fracaso de la Octava Cruzada , como las de sus predecesores , provocó muchos sentimientos en el pueblo cristiano, y más aún en la poesía occitana escrita por los trovadores. La muerte de Luis IX de Francia, especialmente provocó una producción creativa, notable teniendo en cuenta la hostilidad que los trovadores habían tenido hacia la monarquía francesa durante la Cruzada contra los albigenses. Tres plantos o endechas (elegias de la edad media), canciones de lamento , fueron compuestas por la muerte de Luis IX de Francia.

La Novena Cruzada generalmente se considera la última gran Cruzada Medieval emprendida. Tuvo lugar en 1271–1272. Luego del fracaso de Luis IX de Francia para capturar la ciudad de Túnez en la Octava Cruzada, lo que llevó el Príncipe Eduardo de Inglaterra para navegar hacia Acre en lo que se conoce como la novena cruzada. La Novena Cruzada fracasó en gran parte porque el espíritu de las cruzadas estaba ya casi extinto y por el creciente poder del sultan Baibars y de los Mamelucos en Egipto. También anunciaba el inminente colapso de los ultimos reinos o baluartes cruzados a lo largo de la costa mediterránea.

Antecedentes de la Novena Cruzada

En 1268, el sultan mameluco de Egipto, Baibars, capturo la ciudad deAntioquía, Destruyendo así el último vestigio del Principado de Antioquía, amenazando de esa forma al pequeño Condado de Trípoli. Luis IX de Francia, que ya había organizó un gran ejército cruzado con la intención de atacar a Egipto en el contexto de la Octava Cruzada, pero se desvio a la vez hacia Túnez, donde él murio en 1270. El Príncipe Eduardo de Inglaterra llegó a Túnez demasiado tarde para contribuir a que el resto de la cruzada triunfe en Túnez. En cambio, continuó su camino hacia Tierra Santa para ayudar a Bohemundo VI, Príncipe de Antioquía y el conde de Trípoli, frente a la amenaza de los mamelucos en Trípoli y el resto de la Reino de Jerusalén.

Novena Cruzada emprendida por el Principe Eduardo de Inglaterra

La novena cruzada emprendida por el futuro Eduardo I de Inglaterra comenzo comenzo con las noticias de que el Sultan Mameluco de Egipto, Baybars, había reducido el Reino de Jerusalén, el más importante estado cruzado a una pequeña franja de tierra entre Sidon y Acre. En el año 1271 y principios de 1272 Eduardo logró luchar contra Baybars , después de firmar alianzas con algunos de sus oponentes, como los mongoles. En 1272 , Eduardo entablo contacto para garantizar una tregua, pero Baybars trató de asesinarlo. Entonces Eduardo comenzaría los preparativos para atacar a Jerusalén, pero cuando estaba listo para el asedio a Jerusale llegó la noticia de la muerte de su padre, Enrique III de inglaterra. Eduardo , como heredero al trono, decidió regresar a Inglaterra y firmó un tratado de paz con Baybars , lo que permitió su regreso y así concluiria la Novena Cruzada y ultima de las cruzadas de las Edad Media .

Conclusiones o Consecuencias de la Novena Cruzada

La expedición formada por parte del Príncipe Eduardo de Inglaterra estuvo con falta de recursos y tropas. Sin embargo consiguio una tregua de diez años de paz y de casi veinte años de supervivencia de los reino cristianos en Oriente. Pero luego de concluidas las treguas traerían a bajo a los estados cruzados , y en 1291 los Mamelucos eventualmente conquistarían todos los territorios cristianos en Siria.

El período de las Cruzadas a Jerusalem "Tierra Santa" terminaría, después de 208 años desde que El papa Urbano II predico la primera cruzada de estas guerras santas .












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada